behark | 0165_OXINBURU
15851
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-15851,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
0165_OXINBURU
Rehabilitación del edificio Oxinburu para usos sociales y culturales en Arrankudiaga Bizkaia Concurso primer premio_en desarrollo

El proyecto de reforma del edificio Oxinburu parte de la premisa marcada por el ayuntamiento de Arrankudiaga de posibilitar la readecuación del mismo con la implantación en este edificio de los diferentes servicios municipales, que en la actualidad se ofrecen en lonjas privadas o en aulas de la escuela (talleres, actividades físicas, charlas, proyecciones…), y los servicios de nueva implantación (espacio físico cubierto de encuentro y ocio, espacio para personas mayores y para el fomento de relaciones intergeneracionales, etc.), con el fin de mejorar y ampliar la red de espacios socioculturales del municipio. Con la reforma se pretende por tanto reubicar  la actividad sociocultural de Arrankudiaga, centralizandola en el nuevo Oxinburu.

Destaca el interés mostrado por la corporación municipal, en que los espacios proyectados sean versátiles y adaptables a distintas necesidades de uso que se puedan ir generando en el tiempo. El programa propuesto para el edificio se pueden diferenciar dos tipos de espacios: Espacios de pública concurrencia con aforos mayores y vinculados al espacio público de Arrankudiaga, como son el espacio para la tercera edad y el espacio multidisciplinar (cine, exposiciones, ensayos de danza, asambleas, charlas, mesas redondas, etc.). Espacio de pública concurrencia de aforo menor y para actividades de enseñanza/estudio/ reunión menos vinculadas con el espacio público exterior, como son la biblioteca, sala de ordenadores, salas de reuniones y gimnasio/aula de ejercicio físico.

La intervención propuesta plantea una nueva distribución basada en las siguientes premisas: Generación de espacios versátiles, que puedan acoger los usos que ahora se proponen, pero que también se pueda adaptar a futuros retos y transformaciones. Generación de espacios luminosos de fácil lectura. Profusa entrada de luz en el edificio, generando un espacio interior lleno de luz y fácil de entender. Propuesta de diversas opciones de sectorización del espacio que permitan usos parciales del edificio, evitando la apertura total del edificio cuando no resulte necesario. Actuación respetuosa con la edificación y entorno urbano adyacente y puesta en valor de las pre-existencias, pero sin pretender nunca reconstruir la volumetría original miméticamente, ya que las premisas programáticas obligan a una ampliación del volumen edificado.

METODOLOGÍA PROYECTUAL

 

Derribo parcial de parte de la envolvente de mampostería, fundamentalmente para la apertura del edificio hacia la plaza de Elexalde en su fachada noreste.  Ejecución de caja de madera que alberge los usos de planta primera y planta bajocubierta, solucionando así los problemas de altura y necesidad de levante de cubierta y envolvente, mediante un solución que respeta lo existente, complementando la estructura actual de muros de mampostería mediante una estructura de muros de madera contralaminada y jácenas de madera laminada encolada. División de caja de madera inicial en dos de cajas de madera abriendo un gran lucernario para iluminación de atrio central y  nuevo núcleo de comunicaciones. Apertura de huecos en cajas de madera para conexión con espacio público e iluminación de los espacio interiores / ejecución de pasarelas de conexión y núcleo de comunicaciones. Generación de un nuevo espacio público exterior totalmente comunicado con el interior  del edificio.

ORGANIZACIÓN ESPACIAL

 

Dada la volumetría original del edificio, y con el fin de evitar en la medida de lo posible la existencia de pasillos y de largos recorridos en el interior del edificio, el proyecto contempla la ejecución de un atrio central que sirve de recibidor a la ciudadanía y de distribuidor de las distintas estancias. A su vez este atrio posibilita mediante un gran lucernario y sus huecos de fachada una profusa entrada de luz en los espacios que lo rodean facilitando la identificación y ubicación de las distintas estancias. Este espacio que actúa a modo de gran lucernario central abierto en toda la altura del edificio, está cruzado en las plantas altas por varias pasarelas que comunican las dos grandes cajas que configuran las mismas y el espacio de planta baja más abierto y diáfano.

El interior del edificio se articula mediante dos grandes cajas: Una ubicada en el lado noreste del edificio, que responde a los usos más vinculados al espacio público de Arrankudiaga y alberga los usos con mayor aforo y necesidad de participar del espacio público de Elexalde, en concreto la sala multidisciplinar (espacio para cine, exposiciones, ensayos de danza, asambleas, charlas, mesas redondas, etc.). Y otra, en el lado suroeste del edificio, alberga los espacios de aforo menor y mayor necesidad de privacidad, para actividades de enseñanza, estudio y reunión, menos vinculadas con el espacio público exterior, en concreto la biblioteca, aulas de estudio, sala de ordenadores, salas de reuniones y salas de yoga y relajación. Mientras en la planta baja, se ubican los salones para la tercera edad (que incluyen un office y otros espacios servidores del edificio), y el aula de ejercicio o gimnasia pudiéndose sectorizar ambos espacios de manera que pueda funcionar de manera independiente a los usos de las plantas superiores.

CONEXIÓN CON EL ESPACIO PÚBLICO

 

En todo momento se ha tratado de proyectar un edificio extremadamente ligado al entorno urbano en el que se sitúa, un entorno que se complementa además mediante la creación de nuevos espacios públicos de circulación y estancia alrededor del edificio. En concreto, las terrazas laterales de acceso al edificio y el gran balcón mirador longitudinal de estructura de madera, situado en su fachada hacia el río.

En relación a la conexión con el espacio público adyacente de Elexalde, en función de sus usos se pueden diferenciar dos ámbitos: la mitad suroeste alberga usos de carácter más privado, como son salas de reuniones, biblioteca y aulas de estudio. La mitad noreste alberga usos que se relacionan con el espacio público a través de la apertura de grandes ventanales y pasos diáfanos, que fomentan la permeabilidad entre el interior y el exterior. De esta manera, por una parte, los usos en planta baja, en este caso el espacio para los mayores, se integra en la actividad del pueblo, haciendo a sus usuarios partícipes en las actividades públicas, y fomentando la convivencia intergeneracional. Por otra parte, la caja superior que alberga el espacio multidisciplinar también se conecta a nivel visual con el espacio público por excelencia de Arrankudiaga, permitiendo que las actividades que en ella se realicen puedan ser seguidas también desde la calle.

DISTRIBUCIÓN INTERIOR

 

El proyecto plantea mantener la planta tipo tal y como se encuentra en la actualidad, diáfana y sin pilares, mediante la ejecución de una nueva estructura de muros portantes interiores que funciona de forma análoga a la estructura de mampostería existente anteriormente. De este modo se posibilita la ejecución de una planta libre en la que se sitúan un número mínimo de elementos fijos vinculados a los elementos servidores (aseos, offices, salas de instalaciones, almacenaje, control, ascensores etc.) que sirven para articular el espacio, consiguiendo una planta flexible y adaptable fácilmente a diversas actividades. El espacio se divide así por ámbitos o zonas y no por recintos cerrados. De este modo no existen áreas fijas y cerradas para cada función, sino que el programa se despliega por toda la planta. Es versátil y polivalente en su uso. Se proyecta un edificio capaz de responder a las necesidades actuales del municipio de Arrankudiaga Zollo, pero mediante un sistema que posibilita además una configuración versátil y adaptable a la necesidades futuras que puedan surgir con el paso del tiempo, sin necesidad de grandes obras.

La planta baja alberga en su extremo noreste un espacio para el uso diario por parte de las personas de la 3ª edad del pueblo. Un espacio luminoso y diáfano dotado de un mobiliario cómodo, sillones, mesas y sillas, y sistemas audiovisuales, vinculado al espacio público adyacente mediante una gran cristalera en la fachada noreste por la que se accede directamente a la terraza principal cubierta por el gran vuelo de la sala polivalente. La conexión visual que genera esta cristalera, permite la interacción de las personas mayores con el resto de la ciudadanía, fomentando la convivencia intergeneracional y haciéndoles partícipes de lo que ocurre en el espacio público por excelencia del pueblo. Además, esta cristalera posibilita una profusa entrada de luz, evitando modificar la configuración original de los muros de mampostería conservados, no siendo necesaria la apertura de nuevos huecos para la iluminación del espacio. Por otro lado, este espacio dispone también de un sistema modular que permite la división del espacio en dos zonas, pudiéndose generar así un espacio tranquilo para quien así lo desea. El edificio dispone de un espacio exterior de terraza que lo circunda en tres de sus orientaciones y sirve como mirador hacía el río Nerbioi. Esta terraza se vincula al área de tercera edad con varias salidas directas desde el mismo salón. Junto al espacio de salón se ubica un office que por su disposición a modo de barra abierta permite su uso tanto como espacio para talleres de cocina, o como barra de bar eventual y txoko vinculado a programaciones concretas. Unidos a este elemento se ubican también el cuarto de limpieza y un almacén que alberga la sala de la bomba de calor geotérmica del edificio. En el área suroeste de la edificación, se encuentra el aula de gimnasia que dispone de accesos y salidas independientes a la terraza exterior vinculada a dicha aula de ejercicio. En esta zona se ubican también unos aseos y vestuarios, junto al núcleo de comunicaciones, vinculados a la sala de gimnasia con aparatos fijos.

En la planta primera y la planta bajocubierta se ubican las dos cajas unidas mediante las pasarelas del atrio central y el núcleo de comunicaciones vertical. La caja noreste, de aforos mayores y con una mayor vinculación al espacio público, alberga la sala multidisciplinar. Se trata de una sala de gran altura dotada de un balcón o platea y que puede utilizarse por lo tanto, como espacio a doble altura o utilizando únicamente una de sus plantas según el  aforo, el tipo de espectáculo y las necesidades de cada programación. Esta sala dispone de un gran ventanal que permite la conexión visual con el espacio público exterior. Entre otros elementos que configuran este espacio, se propone la ejecución de unas gradas telescópicas en la planta bajocubierta (gradas plegables), que garantice la correcta visibilidad entre ambos espacios y la versatilidad de la sala.

La caja situada en el lado suroeste del edificio alberga los usos más tranquilos y menos vinculados al espacio público, la pequeña biblioteca o  salas de estudios, con ordenadores para consulta y salas reuniones, aulas de estudio y aula de yoga.  El espacio de planta primera ofrece la posibilidad de sectorizar el espacio en dos ámbitos con accesos independientes para así adaptarse a los distintos usos previstos. Esta zona también dispone de un núcleo de baños y vestuarios que sirven al uso de sala de yoga, pilates etc.. y a su vez da servicio a la sala polivalente cuando ésta se encuentre en uso.

Por último cabe destacar la utilización de una escalera exterior cubierta de estructura ligera y pavimento de madera, análoga a la que soporta la terraza longitudinal situada en su fachada hacia el río. Además de su función como escalera de emergencia para el aforo de la sala polivalente la escalera complementa y amplía la función de mirador de la terraza inferior mediante sus balcones superiores dotados de amplias vistas hacía la vaguada y el cauce del río Nerbioi. Dando de esta forma un nuevo sentido al nombre por el que resulta conocido el edificio desde siempre, Oxinburu.

Oxin orlegi zakona

arraiñ-gorri ta bitxi zurizko

burmots ederra daukona